006: El problema no es cometer un error, sino cuanto tiempo se mantiene

006 – EL PROBLEMA NO ES COMETER UN ERROR, SINO CUANTO TIEMPO SE MANTIENE

Todos somos humanos y cometemos errores. Pero el problema no es cometer un error (algo normal en la vida); la cuestión es cuanto tiempo se mantiene ese error.

Y el error en ocasiones se presenta de forma inocente, de forma tentadora. Permite que te cuente un ejemplo personal. Durante un tiempo invertí mis ahorros en Bolsa. Inicialmente la cosa empezó bien y empecé a ganar dinero. Entonces me hice la fantasía de que iba a ganar mucho dinero en poco tiempo. Poco a poco me alejé de mi mismo. Al cabo de unos meses empecé a perder con las inversiones, pero no me podía permitir perder. En lugar de dejar esa actividad, le dedicaba más tiempo y energía. Vivía estresado. Algo que comenzó como un juego acabó apropiándose de mi completamente. Hasta que afortunadamente llegó el desastre y perdí lo que tenía ahorrado. Digo afortunadamente porque el desastre hizo que volviera a encontrarme conmigo mismo. Podía haber parado mucho antes el error, pero mi orgullo no me lo permitió.

Este mes de octubre comienza el curso sobre “La Llamada”. Es un curso gratuito online que cubrirá los aspectos más profundos de la novela. Apúntate aquí al curso: INSCRÍBETE AL CURSO DE “LA LLAMADA”

Y el error básicamente se produce por un motivo: intentamos buscar fuera el tesoro que tenemos dentro. Intentamos que lo externo nos provea de lo que ya tenemos en nosotros. Intentamos buscar aceptación de otros en lugar de aceptarnos. Puede ser con una relación que sabemos que no nos lleva a ningún lado, con una fantasía que nos creamos, con un trabajo que odiamos, con una adicción…

El problema no es cometer un error...

El proceso de negación personal suele tener las siguientes fases:

1. Se comienza realizando una acción aparentemente inocua.
2. Creamos una fantasía pensando que a nosotros el error no nos va a afectar.
3. Alimentamos la fantasía poniendo más energía en algo que sabemos que es erróneo.
4. Omitimos las señales de la vida, que nos avisan del desastre que está por venir.
5. Nos inventamos excusas para justificar nuestro error. Incluso intentamos convencer a otros de que es bueno lo que estamos haciendo.
6. Llega el desastre.
7. Si hemos aprendido la lección podemos volver a encontrarnos con nosotros mismos y abandonar el error. En cambio, si seguimos en “modo negación” y seguimos alimentando la fantasía, un desastre mayor nos espera.

El problema comienza cuando te das la espalda

Y una vez que hayamos abandonado el error, ¿esta todo hecho? No. Primero es preciso reconocer nuestra equivocación. Luego pedirnos perdón a nosotros mismos por el daño que nos hemos hecho desperdiciando nuestros dones. Después pedir perdón a los demás si nuestros actos han causado daño a otros. Finalmente, dentro de lo posible, restituir el daño causado. Por eso recuerda: Lo grave no es cometer el error, lo grave es mantenerlo por mucho tiempo.

Quizás en este momento de tu vida llevas manteniendo un error durante un tiempo. Por eso desde aquí te animo a que elimines “la basura que tanto adoras” de tu vida. Piensa que la energía, el tiempo o el dinero que usas en alimentar ese error, si los colocas en el lugar adecuado de tu vida, pueden ser muy útiles para ti y para los demás

Por favor, comparte el artículo si te ha gustado o deja un comentario con tu perfil de Facebook.

Si quieres comprar la novela “La Llamada” pincha en el siguiente botón. Sería un honor para mi:

COMPRA AQUÍ LA NOVELA

 

Deja tu comentario