018: Las cuatro principales ventajas de no tener television

018: LAS CUATRO PRINCIPALES VENTAJAS DE NO TENER TELEVISIÓN.

Hace unos años decidí dejar de tener televisión en casa. Cuando lo comentaba algunas personas reaccionaban con gran sorpresa. Creo que pensaban que no era muy normal. Y es que hoy en día parece muy raro que alguien decida no tener televisión. Pero desde que tomé esa decisión, no la he echado de menos.
 
Y es que las ventajas de no tener televisión son más de las que te puedas creer.
 
1. Se evita la negatividad. Lamentablemente la televisión de hoy en día tiende hacia la negatividad. Hay programas que son la excepción. Pero nos bombardean con crímenes, violencia, programas poco edificantes que hacen desbordar las emociones…Si ves las noticias parece que el mundo se va a acabar, pero la vida hoy en día está mucho mejor de lo que las noticias nos muestran.
 
2. Te ahorras los anuncios. Los anuncios son una manera de venderte la felicidad, como si estuviera fuera de ti. Muchos anuncios de la tele utilizan imágenes de personas que parecen perfectas. Si compras un producto serás feliz o serás igual que algún actor famoso. Pero el anuncio crea un deseo inconsciente de algo que probablemente no necesitas. Además te fuerza a comparar tu vida y tu imagen con la supuesta vida o cuerpo perfecto de la persona.
quizas-sea-el-momento-de-decir-adios-a-la-tv
 
3. Eliminas el ruido. Algunas personas nada más llegar a casa ponen la televisión, aunque no la vean. Dicen que es por no sentirse solas o por miedo. Algunas incluso necesitan la televisión para poderse dormir. Pero el ruido de la TV es más perjudicial para el sueño profundo que para conciliarlo. El camino creativo, de mejora personal, siempre pasa por el silencio. Y tu casa puede ser ese templo donde el silencio sea la fuente de tu creatividad. El ruido de la televisión no ayuda a generar ese espacio.
 
4. Dejas de perder el tiempo. Muchos programas de televisión no aportan nada. En algunos famosos se tiran los trastos a la cabeza, en otros hay constantes debates donde no se respetan, etc, etc. Ver esos programas es como una manera de evadirte, una pequeña adicción. Pero ese tiempo perdido dedicado a ver la televisión lo puedes quizas empleear en hacer deporte, en leer, en hacer meditación, en desarrollar una actividad artística o creativa…
 
Te invito a que hagas una prueba. Al final del día, de forma honesta, apunta el tiempo que te has pasado mirando la tele. Según las estadísticas, al parecer una persona se pasa unas dos horas y media al día viendo la televisión. Esto significa que un diez por ciento del tiempo se dedica a esta actividad. Así que una persona que vive 80 años, se ha pasado ¡¡¡ocho años!!! viendo la tele.
 
Sé que es difícil tomar una decisión radical y eliminar la televisión de tu vida. Pero al menos siendo consciente del tiempo que le dedicas, puedes intentar reducir la dosis de televisión diaria. Quizás esa hora que dejes de ver la televisión puede cambiar tu vida.

¿Qué te ha parecido el artículo? Espero que te haya gustado y si ha sido asi, favor compártelo con tus amigos, o deja un comentario abajo con tu perfil de Facebook.

 

Deja tu comentario