022: No es el hecho lo importante, es cómo se reacciona al hecho

022: NO ES EL HECHO LO IMPORTANTE, SINO CÓMO SE REACCIONA AL HECHO.

Ante un mismo hecho, ante un mismo acto, una persona reacciona de una manera y otra persona reacciona de otra. Por ejemplo, pongamos el caso que alguien insulta a otra persona. Una persona puede reaccionar con un insulto aún mayor y otra darse cuenta que la persona que insulta no tiene otra manera de expresar su frustración, comprenderlo y no continuar con el lance.

Si dos personas, ante el mismo hecho reaccionan de forma diferente, ¿esto que significa?

1 – Que cada uno de nosotros estamos programados para reaccionar de una forma u otra. Es decir, es el programa que opera sobre nuestro ego es el que nos empuja a reaccionar de un determinado modo.

2 – Que nuestra reacción expresa la fuerza que opera sobre nosotros. Esto significa que si reaccionamos con ira, es que hay ira dentro de nosotros; si reaccionamos con ecuanimidad, es que hay ecuanimidad, etc.

3 – Que reaccionamos conforme interpretamos el mundo. Cada uno interpretamos la realidad objetiva de forma subjetiva. Desde pequeño nos han enseñado a interpretar el mundo de una forma limitada, conforme a un montón de creencias e ideas. Estas creencias e ideas generan prejuicios que no nos dejan ser libres del todo. Esto además significa que nuestra reacción es consecuente a esa forma de interpretar la realidad.

 

 

Pero recuerda que tú eres la fuente de tu propia experiencia, y que determinas la forma en como experimentas el mundo. Por lo tanto, tú eres responsable de tu reacción que es lo que realmente puedes controlar ante un hecho externo. Y si te fijas en tus reacciones, puedes aprender mucho de ti. Por ejemplo:

1 – Te puedes conocer bien bien, es decir, darte cuenta de las fuerzas reales que operan en ti: Como hemos visto, si reaccionamos con ira, es que hay ira dentro de nosotros. Si reaccionamos de forma generosa, es que hay generosidad dentro de nosotros. Entonces podemos modificar lo que hay dentro de nosotros, observando nuestra reacción externa. No es echándo la culpa al otro como cambiamos nuestra vida, sino observándonos a nosotros.


2 – Podemos desprogramar el programa que opera en nuestro ego: Si reaccionamos de una manera es porque de pequeño hemos aprendido a hacerlo así. El trabajo psicológico hacia la libertad, en desprogramarnos de esta programación que opera sobre nosotros. Una vez identificada la fuerza, nuestro trabajo es no permitirle que siga operando.

 

3 – Nos damos cuenta de cual es nuestra posición psicológica ante el mundo: Hay personas que se creen mejores, y reaccionan de esta manera; otros que se creen víctimas y reaccionan de esta misma manera. Nuestras reacciones nos enseñan nuestras elecciones.

 

4 – Podemos observar cuáles son nuestras elecciones. Al justificar nuestra reacción ante un hecho, lo que estamos haciendo es defender nuestra forma de interpretar el mundo. Pero al ser una interpretación limitada, en el fondo lo que intentamos es que los demás interpreten la realidad como nosotros lo hacemos y por eso justificamos nuestra elección.

.

Ahora puedes comprar el e-book: 7 días, 7 meditaciones, pensado para ayudarte en tu desarrollo y fortalecimiento emocional

COMPRA AQUÍ EL E-BOOK

 
 
¿Qué te ha parecido el artículo? Si te ha gustado por favor compártelo con tus amigos. Y si quieres hacer un comentario, por favor, realízalo a continuación.
 

Deja tu comentario