023: De ser reemplazable a convertirte en imprescindible

023: DE SER REEMPLAZABLE A CONVERTIRTE EN IMPRESCINDIBLE.

Existen personas en las familias, en las empresas, en las instituciones que son imprescindibles. Representan el corazón de las mismas. Los que están alrededor de estas personas muchas veces no se dan cuenta de su valor…hasta que esta persona imprescindible se marcha.

Cuando estas personas se van, la organización o la familia que giraba en torno a ellas poco a poco empieza a desintegrarse. Esto es así porque el pilar o el eje principal de la misma no sigue. Incluso aunque intenten reemplazar a la persona, esto casi imposible. Muchas veces intentan copiar las formas, pero la esencia que ha dejado es irremplazable.

 
Estas personas, que Seth Godin en sus libros, les llama el eje, tienen las siguientes características:
 
1 – Actuan de forma silenciosa y sin gran ostentación. Es decir, hacen su trabajo en su ámbito de forma eficaz y sin predicar nada. No tienen que ser los directores o los propietarios. A veces una persona que está de cara al público es el eje de esa empresa.

2 – No se quejan. Poner amor en lo que hacen y por lo tanto, la queja no entra en su vida. En lugar de quejarse buscan soluciones.

3 – Crean puentes y unen a las personas. Como son el centro, representan el corazón. Crean puentes y atraen a los demás hacia ellos. La gente quiere vivir la experiencia de estar junto a ellos. Son como el sol que brilla.

4 – Perdonan los fallos de los demás. Se dan cuenta que son humanos y aceptan la humanidad del otro. Aceptan que el otro se puede equivocar y no guardan resentimiento. Dejan pasar los fallos.

5 – Intentan ayudar. La gente acude a ellos porque son amables. Confían en ellos porque les ayudan a resolver sus problemas, muchas veces de forma desinteresada.

6 – Nunca les falta trabajo, ni amistades, ni oportunidades. Han creado tan gran cantidad de buenas relaciones, que cuando pasan dificultades siempre van a tener una mano amiga que les eche un cable.

7 – Son confiables. Cumplen lo que dicen, son responsables, no dejan tirado a los demás.
 

.

 
Por otro lado existen personas reemplazables. Estas personas se acoplan a un rol predefinido. Es decir, pierden su esencia a cambio de adaptarse a un rol. Puede ser un rol familiar, el rol de un puesto de trabajo, un rol en una relación. En definitiva, se relacionan con los demás de forma mecánica. Estas personas poco a poco van perdiendo su chispa y su creatividad.
 
¿En dónde te encuentras tú, en tu trabajo, en tus relaciones? Yo he estado en ambas. Hay momentos en mi vida donde he sido imprescindible y otros donde claramente he sido reemplazable.
 
Si en algún aspecto de tu vida eres una persona reemplazable, ¿estás dispuesto a convertirte en imprescindible? ¿Cómo lo vas a hacer?


Aquí puedes comprar el e-book: 7 días, 7 meditaciones, pensado para ayudarte en tu desarrollo y fortalecimiento emocional

COMPRA AQUÍ EL E-BOOK

 
 
¿Qué te ha parecido el artículo? Si te ha gustado por favor compártelo con tus amigos. Y si quieres hacer un comentario, hazlo a continuación.
 

Deja tu comentario