033: Las ventajas del enfoque creativo

033: LAS VENTAJAS DE TRABAJAR CON ENFOQUES TEMPORALES DE TRABAJO CREATIVO

¿Por qué una persona hace mucho más trabajo y de forma más eficaz en el mismo tiempo que otra? La diferencia entre una persona que consigue materializar muchos proyectos y la que no es su capacidad de concentración y enfoque.
 
Un método para mejorar la eficacia es utilizar bloques de trabajo temporales de trabajo creativo. Estos bloques son períodos intensos de trabajo donde:
 
1 – Nos enfocamos en una única tarea. No permitimos que nos moleste el teléfono, ni miramos internet, ni contestamos a nadie. Es decir, estamos solos ante la tarea.
2 – Están limitados temporalemente. A mi me gusta utilizar bloques de 45 minutos con descansos de 15 minutos.
3 – Te comprometes a trabajar con intensidad durante ese período temporal que te has fijado.
4 – Se puede aplicar a cualquier actividad, no solo profesional. Así se puede utilizar para el trabajo espiritual, para el  deporte, a la hora de hacer la comida, para los períodos de diversión…
 
La manera de trabajar con bloques temporales es la siguiente:
 
1 – Un día por semana (por ejemplo el domingo) se planifican los bloques para los siete días siguientes. Se pueden crear en el ordenador o en un papel (a mi me gusta mucho el papel – mira la foto de abajo).
2 – A cada bloque se le asigna una tarea concreta a enfocar.
3 – Al final del día repasas lo realizado y anotas las 6 o 7 tareas a realizar al día siguiente.
4 – Los bloques temporales deben tener cierta flexibilidad. Así se adapta las posibles nuevas tareas que surjan al programa de bloques.
5 – Al final de la semana se repasan los bloques y se planifica la siguiente semana.
6 – Es muy importante también asignar bloques de tiempo al ocio, a la diversión, al descanso.
7 – Al final de mes se observan los resultados y se planifica el mes siguiente con el mismo método.
 
 
Aquí puedes el tipo de planificación que realizo. Lo hago en un papel. Cada día está compuesto por seis o siete bloques de trabajo intenso y dejo un día entero a la semana de descanso:
 
 

 

Las grandes ventajas de utilizar estos bloques temporales son los siguientes.
 
1 – Ayudan a cumplir los objetivos y a finalizar lo que nos proponemos.
2 – Ayudan a concentrarnos más intensamente, con lo que trabajamos de forma más eficaz.
3 – Entrenan a enfocarse a la mente.
4 – Nos permiten realizar muchas más cosas durante el día.
5 – Se pierde mucho menos tiempo. Nos ayudan a poner límites, ya que durante cada bloque de trabajo, no permitimos distracciones.
 
Pongamos un ejemplo. Supongamos que quieres escribir un libro. Si te enfocas durante 45 minutos al día puedes tener unas 400 palabras escritas después de cada bloque. Esto significa que en 200 días puedes tener unas 80.000 palabras escritas (que es el tamaño de una novela). Si aplicas este método a otras actividades, al final del año, habrás realizado muchas más tareas de las que pensabas al principio.
 
En concreto lo que me ocurre, es que al enfocarme cada vez con mayor intensidad, a mitad de semana tengo bloques vacíos y empiezo a crear nuevos proyectos. Con lo que a la semana le saco mucho partido. Aplicando este método he acabado casi el doble de proyectos que en años anteriores.
 
¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Te atreves a probar el método? ¿Te parece difícil llevarlo a la práctica? Si lo pruebas, por favor coméntame que tal te va.
 
Te ha gustado el artículo. Si es así por favor comparte el artículo con tus amigos y deja un comentario abajo.
 

 
Aquí puedes comprar el e-book: 7 días, 7 meditaciones, pensado para ayudarte en tu desarrollo y fortalecimiento emocional. La primera meditación está pensada para que escuches a tu cuerpo.

COMPRA AQUÍ EL E-BOOK

 
 
 

Deja tu comentario