051: ¿CÓMO AYUDAR A ALGUIEN SIN DISMINUIRTE?

Varias personas que me han comentado que se han pasado la vida ayudando a los demás, a miembros de su familia, a amigos, pero que se sienten vacías, que no tienen energía, que creen que su vida no tiene sentido, que no han colmado sus necesidades, ni perseguido sus sueños.

Lo que ha ocurrido es que se han “disminuido” para “aumentar” a otros y esa ha sido su manera de posicionarse en la vida. Y los otros, en lugar de hacer el esfuerzo para desarrollarse por si mismos, siempre acudían a esa persona para que les resuelva sus problemas.

Las razones de esta “disminución” vital pueden ser varias:

  1. Que de pequeño les dijeron que no valían, que no eran capaces, que no eran útiles, y entonces han estado buscando que les valoren, han querido sentirse útiles, sentirse capaces…
  2. Que sienten que para ser buenas personas tienen que ayudar a los demás a cambio de nada. Tienen la idea que siendo nada es como son buenas personas. Pero olvidan que la primera responsabilidad es con nosotros mismos.
  3. Consideran que su vida es menos importante que la de las personas que ayudan. Por este motivo no se cuidan a si mismos, pero cuidan a los demás.

 

 

 

Para corregir este posicionamiento y ayudar a los demás sin disminuirnos, esto es lo que se puede hacer:

 1. Contrarrestar la idea de que uno no vale, que no tiene valor, que no es capaz… Para ello se puede hacer un ejercicio donde se inserta una idea con una emoción elevada. Puedes leer este artículo donde se explica este ejercicio y donde tienes acceso a tres meditaciones: Lee aquí el artículo
 
 2. Ver cual es la necesidad o necesidades básicas que no te has permitido y comenzar a permitírtelas. Haz esta pregunta: ¿Qué es lo que me encantaría realizar en la vida y no he hecho por dedicarme a los demás?
 
3. Equilibrar el dar el recibir. Cuando la forma de dar es equilibrada y correcta produce un aumento de energía, produce una satisfacción personal a nivel del alma. Entonces podemos escribir en un papel las cosas que estamos dando y que estamos recibiendo en una situación concreta y de este modo ver si hay algún desequilibrio en nuestro dar y recibir.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Te animas a equilibrar el dar y el recibir?
 
 
 
Aquí puedes comprar el libro LA LLAMADA, tanto en inglés como en castellano, en tapa dura, en tapa blanda y en e-book

COMPRA AQUÍ LA LLAMADA

 
 
 

Deja tu comentario