MUNDO ÁRABE

EL MUNDO ÁRABE

El mundo árabe en la novela.

El siglo XIII fue un siglo de decadencia para los reinos árabes de la Península. El esplendor vivido en los siglos anteriores con el califato de Córdoba se pierde. Las luchas internas entre los diferentes reyezuelos de taifas provocaron la pérdida de la mayor parte del territorio a manos de los cristianos. En la novela aparecen los siguientes hechos históricos, que tienen influencia en la vida del protagonista:

navas-tolosa1. La batalla de las Navas de Tolosa (1.212) marca un punto de inflexión en el domino árabe de la Península. Los cristianos se la jugaron a una carta en aquella batalla y milagrosamente vencieron. A partir de ese momento los reinos árabes comenzaron a desmoronarse. A final de siglo sólo era territorio árabe el Reino de Granada.

2. En las ciudades fronterizas como Teruel se producían escaramuzas y ataques entre árabes y  cristianos, como un ataque furtivo desde Sarrión que aparece en la novela. Así mismo los ganaderos cristianos, si querían pastorear en territorio árabe tenían que pagar una elevada tasa y vigilar con escolta a su ganado. Además se producían constantes incursiones en las poblaciones fronterizas para hacer prisioneros y esclavos que luego vendían o intercambiaban en diferentes tratos.

muhammed-ii, rey nazarita de Granada3. Las poblaciones conquistadas por los cristianos, eran muy difícil repoblar. Por este motivo permitían vivir a la población árabe a cambio de un vasallaje. Este fue el caso de Gea de Albarracín, lugar donde tiene lugar el encuentro de Lorenzo con el misticismo sufí a través del baile de un persa discípulo de Rumi. No obstante en algunos casos como en Valencia, el rey Jaime I explusó a todos los árabes una vez conquistada la ciudad.

4. Las fuerzas árabes se recuperaron en la última parte del siglo como consecuencia de la crisis económica en Castilla y se unieron contra la cruzada africana del rey Alfonso. El malicioso ataque a Salé (territorio en el norte de África) el día del Ramadán, provocó la ira de los árabes del norte de África. El rey de Granada llamó a la revuelta de los moros que aún vivían en territorio cristiano en la Península Ibérica y el Emir de Marruecos entró en la Península con mucha furia, devastando todo a su paso hasta Sevilla. No obstante, a los pocos años, el rey Sancho (hijo de Alfonso) logró recuperar todo el territorio del sur de la Península con excepción de Granada.

 MUNDO CRISTIANO                MUNDO JUDÍO

COMPRA AQUÍ LA NOVELA

Deja tu comentario