QUIEN TE INTENTA UTILIZAR Y NO LO CONSIGUE, INTENTARÁ HACERTE SENTIR CULPABLE

Cuando alguien te intenta usar o quiere que hagas algo que no quieres hacer caben dos posibilidades:

1. Que cedas al deseo del otro por ser un deseo más fuerte que el tuyo. Pero si cedes probablemente te sentirás bastante mal contigo. Además el otro vería que su presión es eficaz y seguiría presionando en ocasiones sucesivas.

2. Que saques la fuerza interior para decir que no. Esto es díficil porque no es fácil soportar la presión que ejerce el otro.

Si consigues decir que no, lo más probable que ocurra es que el otro intente que te sientas culpable. En el vídeo tienes una explicación con ejemplos.

 

Si te gusta el vídeo, por favor deja abajo un comentario abajo con tu perfil de Facebook.

 

Deja tu comentario