EL PROBLEMA NO ES COMETER UN ERROR, SINO CUÁNTO TIEMPO LO MANTENEMOS

En un viaje por los países del norte de Europa, escuché en la radio una sesión de alcohólicos anónimos. En ella, el conferenciante dijo una frase que se me quedó grabada: "el problema no es cometer un error, sino cuanto tiempo se mantiene".

Desde el momento que nacemos vamos a cometer errores, vamos a hacer cosas que nos van a perjudicar, vamos a tomar decisiones erróneas. Y esto, además de necesario para nuestro aprendizaje, es parte de la vida.

La cuestión entonces no es cometer errores, que lo vamos a hacer; la cuestión es por cuánto tiempo los vamos a mantener. Ahí radica la diferencia entre una persona humilde y una obstinada.

Si te gusta el vídeo, por favor deja abajo un comentario abajo con tu perfil de Facebook.

 

Deja tu comentario